sábado | 15 de junio | 2024

inicio Araucanía Comunidades rurales de Angol impulsan restauración en Cordillera de Nahuelbuta
Araucanía

Comunidades rurales de Angol impulsan restauración en Cordillera de Nahuelbuta

Publicado por: Claudio Nuñez | viernes 17 de mayo de 2024 | Publicado a las: 13:13

Compartir esta noticia

Con diversas especies nativas de origen local se dio vida a un punto de restauración en el sector de Vegas Blancas, comuna de Angol, en el marco de la inauguración de la Iniciativa de Emprendimientos de Recolección de Semillas y Viverización de Plantas Nativas en Nahuelbuta. Se trata de un proyecto de WWF Chile, implementado por la Agrupación de Ecoturismo Nahuelbuta y Fundación Arca Sur.

“Estoy agradecida de esta restauración que se está haciendo con nativo ya que a mí siempre me ha gustado lo que es la vegetación nativa, y en este humedal pretendemos como familia conservarlo y cuidarlo para que nuestros visitantes que vengan a nuestro sendero tengan otro punto de atracción”, comenta Angélica Fernández, integrante de la agrupación y en cuyo terreno se materializó este hito. Esta significativa actividad puso el cierre a una jornada iniciada en la sede de la Junta de Vecinos N°35 de Vegas Blancas, donde diversos actores vinculados a la restauración en Nahuelbuta participaron de un taller que permitió conocer los alcances y objetivos de la iniciativa de WWF Chile, y también explorar oportunidades de colaboración que potencien los impactos positivos en el territorio.

“La Cordillera de Nahuelbuta es un punto clave para la biodiversidad en Chile y el mundo, y también en temas como adaptación y mitigación al cambio climático. Por lo mismo, estamos trabajando junto a la comunidad, a través de la Agrupación de Ecoturismo, para que éste sea un paisaje prioritario para la restauración en el país, poniendo en valor las capacidades y los recursos locales e impulsando la generación de vínculos sólidos y virtuosos entre los esfuerzos de colecta de semillas y producción de plantas locales con los procesos de restauración en Nahuelbuta y la cuenca del río Picoiquén, que tiene gran relevancia también en términos de provisión de agua para la comunidad y Angol”, señaló Rodrigo Catalán, director de Conservación de WWF Chile. “Con esta iniciativa conjunta con la comunidad local, con un gran liderazgo femenino, esperamos contribuir a la recuperación de la rica biodiversidad de Nahuelbuta y la conservación de especies en peligro, así como promover medios de vida sustentables para las personas en el territorio”, agregó.

Por su parte, Leslie Yissi, presidenta de la Agrupación de Ecoturismo Nahuelbuta, valoró esta iniciativa, que también visualiza como un interesante complemento a las actividades turísticas. “Acá la gente ya venía recolectando semillas de manera muy informal y sin mucho conocimiento, algunas también haciendo plantas, pero hoy ya hemos tenido acceso a capacitaciones que nos han permitido mejorar toda la forma de desarrollar esta actividad, sumado a eso también se han ido implementando algunos viveros, sistemas de refrigeración para mantener las semillas, así que ha sido todo un proceso maravilloso y donde la gente también ha demostrado tener el compromiso de querer seguir participando”, comentó.

María Canales, también socia de la agrupación, destacó que “el proyecto de WWF ha sido fundamental porque nos ha enseñado cómo recolectar las semillas, la importancia que tiene para nuevas semillas o arbolitos nuevos que tenemos para vender para la reforestación y también para poder ofrecer al turista. La gente está muy interesada, la mayoría somos mujeres, están interesadas en hacer viveros, la recolección de semillas y la venta”.

Pamela Moreira, encargada de Paisajes Resilientes de WWF Chile, junto a Olga Verdugo, de Fundación Arca Sur, presentaron los objetivos, avances y desafíos de este proyecto, tales como el establecimiento de acuerdos para la compra de plantas y semillas. Esto fue acompañado por un conversatorio facilitado por Trevor Walter, coordinador del Programa de Paisajes Terrestres de WWF Chile.

“El objetivo es poner en valor el trabajo que vienen haciendo los recolectores locales desde hace mucho tiempo para rescatar material genético nativo, para producir plantas locales y con eso favorecer los procesos de restauración que hay tanto en la zona aledaña al parque Nahuelbuta como en la cuenca del Picoiquén. Eso es un trabajo importante tanto en términos ambientales como también lo que involucra en términos de la generación de ingresos locales, así que es una iniciativa que tiene mucho sentido para los actores del territorio en esas dos dimensiones”, explicó Olga Verdugo.


Compartir esta noticia