4:38 pm - Jueves Diciembre 1, 7853

Conoce las cuatro alternativas más accesibles y a menor costo para enviar dinero al exterior

Claudio Nuñez

A medida que la digitalización avanza, sectores como el financiero evidencian una evolución en su ecosistema el cual se centra en ofrecer una mejor experiencia a cada usuario haciendo uso de diferentes herramientas tecnológicas. Mayor facilidad, comodidad, menores tiempos y bajos costos son unos de los beneficios brindados al momento de realizar transacciones desde y hacia otros países. 

La realidad es que la adopción de dichas herramientas pensadas para y por el sector financiero, está facilitando directamente las transferencias de dinero y está aportando en gran medida a la democratización del acceso al mundo digital para las personas y empresas. Lo anterior se ve sustentado con estadísticas del Banco Mundial las cuales afirman que el monto de dinero enviado al exterior con tecnología móvil aumentó un 65% en 2020, para alcanzar 12.700 millones de dólares.

Ahora, si bien la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas, tiene como prioridad para los distintos actores de la industria el reducir los costos en la transferencia de remesas hasta un nivel lo más cercano posible a cero, el costo estimado de transferir remesas a América Latina y el Caribe durante el cuarto trimestre de 2020 fue de 5,6 %, según el Banco Mundial. Lo anterior demuestra la relevancia de contar con plataformas digitales como Global66 que permiten el envío de dinero a otros países de manera más económica, segura e instantánea. 

¿Cuáles son las maneras más sencillas de enviar dinero a otros países?

Hoy en día existen distintas opciones para que las personas y empresas puedan enviar dinero al exterior o las mismas empresas realicen pagos internacionales a sus empleados, como las siguientes: 

  • Transferencias bancarias: Esta alternativa cuenta con el respaldo de una institución bancaria y les permite a las personas enviar cantidades grandes de dinero. Sin embargo, las comisiones para las personas suelen ser altas y dependiendo del origen de los fondos, es posible que se tenga que pagar impuestos en algunos países como España y Estados Unidos. Además, si hablamos de este servicio a nivel empresarial, las PYMES suelen no tener acceso a ciertos productos que permitirían el envío de dinero internacional.
  • Asociación de cuentas bancarias a servicios en línea: Algunos servicios en línea ofrecen la opción de vincular la cuenta bancaria y recargar dinero en sus plataformas, además de poseer una tarjeta con saldo que se puede usar para retirar divisas en cajeros. No obstante, por las altas comisiones – de hasta 6% -, es un obstáculo para la mayoría de los clientes.
  • Envío de dinero en efectivo: Esta es la manera más tradicional de enviar dinero a otros países. A pesar de que se presta el servicio de dinero en efectivo desde miles de oficinas en el mundo, por sus grandes comisiones los usuarios han migrado a otras plataformas.
  • Transferencias de dinero en línea: En esta opción es donde la tecnología ha llegado para quedarse y ofrecer un mayor ahorro en los envíos. Con plataformas como Global66, las personas pueden hacer una transferencia internacional en línea desde su hogar a cualquier persona en otro país sin costos ocultos y al tipo de cambio real del momento. Además, en algunos países como México, Ecuador, Perú, Ecuador, Chile, Argentina y México, ese envío de dinero puede ser instantáneo para usuarios con la billetera digital de la marca.

En la actualidad, se evidencia una importante transformación en el envío de remesas, lo que se traduce en una mayor practicidad en los trámites para cada usuario, como lo afirma Tomás Bercovich, CEO de Global66: “Entre nuestras principales apuestas como Fintech, está continuar democratizando el ecosistema financiero a través de costos menores a la competencia, brindándole a nuestros clientes B2C y B2B una forma fácil, instantánea y sencilla de transferir dinero sin importar su ubicación geográfica”.

Tres consejos para fomentar el uso de la bicicleta como deporte y la recreación

61% de los ciclistas circula sin luces reglamentarias por las calles

Related posts