Laboratorios de Arbitraje y Calibración: sirviendo al sector triguero de La Araucanía

Claudio Nuñez
Single content advertisement top

Se desconoce a veces la importancia de los laboratorios en actividades de carácter científico y técnico, considerando que son establecimientos dotados de valiosas herramientas que sirven a distintos propósitos, como la investigación y el desarrollo, la docencia, el diagnóstico y la vigilancia epidemiológica, el control de calidad, el control del cumplimiento de normas y leyes, la facilitación del comercio, por mencionar solo algunos.

En este contexto, el Laboratorio de Calidad de Trigo del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), ubicado en la Región de La Araucanía tiene un rol estratégico que cumplir, en un territorio que aporta 50% de la superficie y 51% de la producción nacional de trigo. Fue creado en 2003 con la misión de apoyar la investigación genética y agronómica en torno al desarrollo de nuevas variedades de trigo, por lo que es una unidad especializada en el análisis de diversos parámetros que definen el valor tecnológico del trigo harinero. Con el propósito de prestar más y mejores servicios a la comunidad, el 2014  dicho laboratorio postuló al “Registro de laboratorios de ensayo, ensayo arbitrador y de calibración”, dependiente del Departamento de Transacciones Comerciales Agropecuarias del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), creado al alero de la Ley 20.656 que regula las transacciones comerciales de productos agropecuarios. De esta forma, en 2015 y 2016 se obtuvieron las autorizaciones respectivas para operar como laboratorio de ensayo arbitrador y laboratorio de calibración.

¿Qué plantea la Ley 20.656, también conocida como Ley de Muestra y Contramuestra? Establece reglas generales que permiten transparentar los procedimientos de toma y análisis de muestras de productos agropecuarios por parte del comprador, cuando su precio esté subordinado al cumplimiento de requisitos de calidad establecidos y medidos por este último. Para dar cumplimiento a lo estipulado en la ley, los instrumentos utilizados en los laboratorios de ensayo deben ser calibrados periódicamente por laboratorios de calibración autorizados. A su vez, en caso que las mediciones sean objetadas por cualquiera de las partes, la ley establece que ellas podrán recurrir a un laboratorio de ensayo arbitrador autorizado y de esta forma, dirimir el desacuerdo.

Cabe indicar que el Laboratorio de Arbitraje para Trigo tiene las capacidades necesarias para juzgar desacuerdos en cualquiera de los nueve ensayos de calidad definidos en el Decreto 63/2014 del Ministerio de Agricultura, también conocido como “Reglamento Especial para el Trigo”. Los ensayos consideran los siguientes parámetros: gluten húmedo, falling number, humedad, proteína, sedimentación, peso de 1000 granos, peso de hectólitro, defectos e Impurezas. Los servicios de arbitraje están disponibles todo el año, y sus resultados son entregados en un plazo máximo de 24 horas desde el ingreso de la contramuestra, tal como lo estipulada la ley.  Asimismo, el laboratorio de arbitraje está en condiciones de recibir contramuestras desde cualquier región del país. Por otro lado, el Laboratorio de Calibración para Trigo tiene las capacidades para calibrar los instrumentos usados en la medición del contenido de gluten húmedo y del falling number, servicios disponibles desde noviembre de cada año, a objeto que los poderes de compra cuenten con la posibilidad de realizar las calibraciones anuales requeridas por ley antes del inicio de la temporada de comercialización.

Filed in

Abren licitación para implementar 58 servicios gratuitos de transporte escolar en La Araucanía

Sólo 9 casos nuevos registró La Araucanía por Covid-19: Cifras siguen a la baja

Related posts