jueves | 13 de junio | 2024

inicio Araucanía Celebran tercer aniversario del TTD en La Araucanía
Araucanía

Celebran tercer aniversario del TTD en La Araucanía

Publicado por: Claudio Nuñez | martes 28 de junio de 2016 | Publicado a las: 21:20

Compartir esta noticia

La presidenta de la Corte de Apelaciones de Temuco ministra Cecilia Aravena López y el ministro de la Corte de Apelaciones de San Miguel, Roberto Contreras Olivares, encabezaron la ceremonia de egreso –el jueves 23 de junio-  la celebración  del tercer aniversario del Programa de Tribunal de Tratamiento de Drogas y Alcohol (TTD) en la capital regional de La Araucanía.

La audiencia, donde egresaron dos personas- fue encabezada por el juez TTD magistrado Luis Olivares Apablaza, con la presencia del Fiscal Regional Cristián Paredes Valenzuela, la seremi de Justicia Claudia Lecerf Henríquez, el Defensor Regional subrogante Patricio Salinas Gaete, la directora regional del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol SENDA Stefany Acuña Gatica, la profesional de apoyo psicosocial TTD SENDA Katherine González Márquez, profesionales del Centro Comunitario de Salud Mental CECOSAM Temuco y la jefa nacional del Programa TTD, abogada Georgette Urra García, entre otros.

La presidenta de la Corte de Apelaciones de Temuco, ministra Cecilia Aravena López manifestó su satisfacción por los logros conseguidos durante tres años de funcionamiento del TTD. «El egreso de estas dos personas, tiene un gran significado, ya que al escucharlos, nos hemos dado cuenta que la  labor jurisdiccional va más allá de la imposición de una sanción, y en la medida en que los jueces entendamos esto y colaboremos con estas valiosas iniciativas, orientando nuestros esfuerzos a la rehabilitación de las personas, nuestro trabajo tendrá mejores resultados, por lo que agradezco al ministro Roberto Contreras su trabajo entusiasta y dedicación al Programa de los Tribunales de Tratamiento de Drogas» sostuvo.

Asimismo, el ministro Roberto Contreras manifestó su satisfacción tras los tres años de funcionamiento del TTD en Temuco: «para nosotros es muy importante relevar esta nueva modalidad de impartir justicia. Los datos nacionales e internacionales revelan una situación crítica, el 70% de los delitos se cometen bajo la influencia de las drogas y el alcohol y por lo tanto el Estado tiene que tener una respuesta y nosotros creemos que la justicia penal tradicional no tiene esas  respuestas, en cambio el programa TTD si la tiene, con un porcentaje de reincidencia muy bajo, lo que demuestra nuestra eficacia frente al problema de la criminalidad, aumentando la seguridad ciudadana y además de ser un programa de bajo costo estatal, en comparación con la respuesta que ofrece el sistema carcelario. Las ganancias son múltiples» sostuvo tras la audiencia de egreso.

ÉXITO COMPARTIDO

El Programa de Tribunales de Tratamiento de Drogas para infractores de ley, bajo supervisión judicial funciona en los Juzgados de Garantía y consiste en entregar tratamiento y rehabilitación, a personas infractoras del ley  que son  consumidores problemáticos de drogas. Los beneficiarios optan a la suspensión condicional del procedimiento bajo el compromiso de  participar en programas de rehabilitación y tratamiento de drogas.

Para hacer efectivo el acceso a tratamiento, es necesaria la coordinación del sistema jurídico sanitario, compuesto por centros de tratamiento y equipos especializados; el equipo jurídico (juez, fiscal, defensor); y el equipo prestador de tratamiento (médico psiquiatra, dupla psicosocial del SENDA), bajo un convenio de colaboración técnica y financiera entre SENDA y el Ministerio Público.

Para el magistrado Luis Olivares, quien ha operado como juez del TTD desde sus inicios en Temuco, el programa es altamente positivo «ya que más allá de las estadísticas, hemos visto cambios fundamentales en nuestros usuarios, en cuanto a su calidad de vida, recuperación y fortalecimiento de sus vínculos familiares, sociales e inserción laboral, pudiendo en algunos casos salvarle la vida, ya que a través del seguimiento y asesoría brindada, hemos logrado que tomen conciencia respecto de su salud, de su autocuidado y responsabilidad social y con sus familias, lo que sin duda es altamente positivo» sostuvo.

Junto con la actividad se desarrolló un coloquio titulado «Experiencias, fortalezas y desafíos  para la inclusión creciente y masiva de los adolescentes en el Programa de Tribunales de Tratamiento de Drogas y /o Alcohol del país», donde las magistradas Paola Robinovich Moscovich -del 3° Juzgado de Garantía de Santiago- y Claudia Pizarro Luco -del 2° Juzgado del Garantía de Santiago- compartieron su experiencia como juezas en TTD Adolescente, con el objetivo de extender la cobertura del Programa TTD a jóvenes de la Jurisdicción Temuco.

Durante la ceremonia, el Poder Judicial destacó el trabajo de difusión de los TTD  que durante tres años ha realizado el periodista de radio Bío Bío Carlos Alberto Martínez Jélvez, quien recibió un galvano de manos del magistrado Luis Olivares, juez presidente del Juzgado de Garantía de Temuco.

LOS EGRESADOS

Los egresados del programa valoraron la oportunidad que se les dio al acceder a los TTD,  Luis Loncón (soltero, 46 años): «Estuve poco más de 1 año en tratamiento y recibí ayuda a través del Cecosam. Yo entré por violencia familiar y problemas de alcohol. Cuando llegué al centro tuve el apoyo de Psicólogos, médicos. Fue difícil en un principio, porque yo soy del campo y  tenía que salir a tomar el bus en la carretera, llegar a Temuco y tomar otra micro más. A veces me tocaba irme de pie, y en invierno fue muy duro, porque con mal tiempo o lluvia tenía que ir igual. Pero siempre fui… en el centro  tuve harto valor, hice todo por mí solo y lo hice por mi familia. Por ellos salí adelante», dijo.

Agregó: «Yo vivo con mi mamá y una hermana que vive cerca de nosotros. Mi madre estaba delicada de salud cuando yo estaba en tratamiento y cuando salía era mi hermana la que la cuidaba para poder salir a Temuco. Fue difícil al principio llegar al centro, porque ahí se reúnen personas de todo tipo. Se hacen sesiones  grupales de conversación y  yo jamás había estado en estas cosas hablando frente a otras personas. No me gusta hablar mucho en grupo, estar conversando  así todos frente a todos, pero luego le fui tomando cariño a todas esas cosas. Las sesiones que hacen los psicólogos son agradables y al final me acostumbré y todo salió bien».

«Todos me ayudaron a salir adelante. Los consejo que me dieron los profesionales del centro  fueron buenos, los del tribunal también y allí además tuve un buen trato, me hicieron sentir cómodo y me dijeron siempre que yo podía. El sacrificio fue enorme pero siempre estuve a la hora. Y el magistrado siempre valoró  todo ese sacrificio. Ahora estoy súper bien, me sigo tratando en mi posta rural que queda cerca de la casa, sigo con mis medicamentos y estoy súper bien. Ahora me darán el alta y estoy esperando poder ir a la audiencia con alguien de mi familia, para que me acompañen y se sientan orgullosos. El sistema (de los TTD) es bueno y estoy listo para salir ese día con la frente en alto» señaló.

En tanto Pablo Gaete (21 años, estudiante de nivel superior) expresó que «al inicio, fue algo fuerte, llegué a tratamiento un poco obligado, pero con el tiempo me empezó a gustar ir. Fue grata la experiencia de tener una oportunidad, en un ambiente en donde a todos nos tratan por igual. En mi caso, no tuve mucho apoyo de mi familia; estuve más bien solo, porque para  ellos fue una mala experiencia verme en drogas. He tenido apoyo de amigos que han estado conmigo en todo este proceso».

Agregó que «me siento súper recuperado, orgulloso de haber cumplido el objetivo de haber terminado este tratamiento. En un principio era como sentirme un poco presionado a tratarme, pero con la ayuda de los profesionales, pude recuperar la confianza y fue más  llevadero el proceso. Me ayudaron a cambiar la forma de ver la vida. Agradezco el apoyo del tribunal, donde me trataron súper bien y estoy totalmente agradecido. El sistema sirve, para el que quiere recuperarse de verdad. Este tratamiento es para proponerse algo y cumplirlo, todo depende  de uno nada más. Gracias a esto hoy día tengo los objetivos más claros;  quiero terminar la carrera y estoy enfocado en eso. Seguir tranquilo para trabajar» puntualizó.


Compartir esta noticia