Votar por otro concejal

Claudio Nuñez
Single content advertisement top

“Triste es pensar que dediqué años de mi vida a gente que no merecía estar en el servicio público. Hoy cuando Dios y la vida me entregan dirigir nuestra ciudad, me doy cuenta que la política es el arte de hacer equipo, no importando el color”.

Escribe: Jaime Salinas, alcalde de Temuco.

Quiero comunicar a mis vecinos y vecinas de nuestra ciudad de Temuco, que estando a días de la elección municipal, ningún  parlamentario, como el senador García, el presidente regional de Renovación Nacional, René Manuel García o el diputado Miguel Mellado, jamás se acercaron al municipio para trabajar por nuestra comuna.

Como alcalde de Temuco, no tuve el apoyo de parlamentarios ni del intendente, donde se confabularon para anular mi gestión como Alcalde, sabiendo que yo no era candidato a nada, esto, por el solo hecho de haberle ganado en buena lid a su candidato Pedro Durán.

Me siento triste, porque a ellos siempre los apoyé. Yo “inventé” -junto a su hermano Germán- a Miguel Becker, y hoy al no aceptar su derrota me quitaron todo su apoyo, incluso  desde Renovación Nacional de nivel central, destituyéndome arbitrariamente como presidente comunal de RN, desconociendo toda mi trayectoria de trabajo comunitario y siempre apoyando a todos los candidatos RN. Triste es pensar que dediqué años de mi vida a gente que no merecía estar en el servicio público. Hoy cuando Dios y la vida me entregan dirigir nuestra ciudad, me doy cuenta que la política es el arte de hacer equipo, no importando el color.

A mis 61 años, con un tremendo recorrido, donde a mis 13 años, siendo un niño, pertenecí a Patria Libertad; defendí con mi cuerpo mi libertad y mi familia, no tuve juventud, como los jóvenes de hoy por vivir en toque de queda, cuando nuestros juegos eran las polcas, el trompo, ver Barnabás Collins y compartiendo el primer alunizaje del Apolo 11, con un respeto enorme a los Adultos Mayores, cuando existía la palabra de hombre y la de mujer. Entonces recuerdo mi infancia feliz, aunque a veces fui a clases con los pantalones rotos. Soy de la generación de los años 60, viví uno de los terremotos más grande de la historia de la humanidad, viví el comunismo de Allende a los 10 años, a mis 14 años la dictadura de Pinochet, a los 18 años la eminente guerra de Chile con Argentina, Perú y Bolivia. Más aún, a mis 60 años el denominado estallido social y la actual pandemia. 

Somos de una generación especial, que jamás se rendirá y luchará por siempre por un Chile mejor.

Hoy les pido a los que creen en mí, a los que sueñas y piensan en un Temuco Mejor, y que, inalienablemente creen en el valor, el compañerismo, la lealtad y la familia, les invito a todos mis amigos,  a la gente que me mantuvo 4 periodos de concejal, a mis dirigentes vecinales, que creyeron en mi 4 periodos consecutivos como presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos y durante 2 periodos como presidente del Capítulo de Concejales de la Región, a votar por un candidato del pueblo, que tenga un relato, una historia, la historia de un concejal, no una persona impuesta que no conoce la realidad de los más carenciados.

Hoy nuestro municipio no se vende ni se transa, el cambio de una nueva gobernabilidad comenzó con el Alcalde Jaime Salinas, depende de ustedes que el destino de Temuco lo dirija otro concejal.

Vamos Temuco, somos libres para pensar y crear un Temuco mejor, el Temuco del futuro.

Filed in

Un estado plurinacional

Los principios esenciales de un nuevo Chile

Related posts