sábado | 20 de abril | 2024

inicio Actualidad Richard Kouyoumdjian: “Ciertos grupos insurgentes mapuches buscan reemplazar al Estado...
Actualidad Araucanía

Richard Kouyoumdjian: “Ciertos grupos insurgentes mapuches buscan reemplazar al Estado de Chile en ciertos territorios”

Publicado por: Claudio Nuñez | domingo 25 de febrero de 2024 | Publicado a las: 09:26

Compartir esta noticia

El analista en materias de seguridad, y columnista habitual de El Mostrador, no tuvo tapujos para señalar el problema que ocurre en la Macrozona Sur con una palabra clave: insurgencia. “Si tú quieres efectivamente eliminar el problema de la insurgencia en la macrozona sur, primero hay que tener voluntad política porque probablemente muertos van a ver”.

“A veces lo que ellos hacen tiene cara de delincuencia, de violencia rural de terrorismo, pero el fin y propósito de estos grupos es sacar al Estado de Chile y ser el soberano esos territorios”, afirmó Kouyoumdjian.

 Por Claudio Núñez Q.

Sus opiniones muchas veces han causado polémica y ruido de modo transversal, pero es una opinión que muestra los pros y contras muy fuertes cuando se trata de materias de seguridad, inteligencia, contrainteligencia, defensa. Es Richard Kouyoumdjian, analista en seguridad, guerras modernas y defensa.

El columnista habitual del diario El Mostrador y El Líbero, conversó con Tiempo21 donde entregó sus puntos de vista sobre lo que pasa en La Araucanía, sobre los grupos insurgentes, infraestructura crítica, y la situación actual del Estado de Excepción en la zona.

Usted afirmó hace poco en El Mostrador, que “La inteligencia en Chile está, yo diría, bastante disminuida después de los eventos en que Carabineros fabricó pruebas para el caso Huracán”. ¿Eso significa que bajó su eficiencia o nunca ha sido mejor?

Yo diría que la ley de inteligencia actual se basa en dos brazos, una lo que es inteligencia militar y lo que es inteligencia policial. Tiene una serie de problemas de integración, información, utilización y cosas así. En todo lo que ocurre dentro del territorio nacional es importante la información que lleva vía Carabineros o PDI, entonces si uno desarma las capacidades de inteligencia de Carabineros quedas sin información; la PDI es buena pero no es suficiente y Carabineros tenía una unidad una dirección de inteligencia que puede que haya cometido errores o no haya hecho algunas cosas como corresponde, pero lo cual no quiere decir que uno tiene que ir a desarmar esas capacidades, porque las desarmaron los políticos (…) para que Carabineros no siguiera haciendo mal uso o un uso incorrecto de esas capacidades para resolver un problema, creamos otro.

Hasta el PC apoyó la decisión presidencial de llamar al Cosena incluso desde la derecha aplaudieron la medida, pese a considerarla tardía. Pero, por sí solo, ¿El Cosena podrá sugerir, diseñar o enfrentar la violencia desatada en el país?

No, el Cosena después de la modificación constitucional 2005 quedó como una instancia consultiva y sólo puede ser citada por el Presidente de la República. Lo que dije en columnas recientes mías, probablemente, parte de la estrategia futura debería ser que la presidencia debería citar más seguido al Cosena para hablar de temas de seguridad pública y Seguridad Nacional a nivel con todas las autoridades de gobierno, de autoridades del Estado. Pero hoy en día el Cosena no tiene un rol, simplemente depende del presidente que los cite, hay gente que está que tiene que asistir por obligación porque son miembros del Cosena y otros que son invitados, pero el Cosena no tiene hoy en día un rol en la estrategia contra el crimen organizado o contra la insurgencia o contra lo que sea que esté pasando en Chile.

Una cosa que llama la atención, es la proliferación de armas de fuego en poder de delincuentes y particulares, nunca antes vistas en el país, incluso, armamento de guerra. ¿Dónde está la falla para la entrada y proliferación de estas armas?

Esas armas tienen que estar ingresando por la misma forma que ingresa la droga, la inmigración ilegal, o por las fronteras del norte, noreste, las fronteras con Perú y Bolivia o vía marítima. Nosotros tenemos muy poca capacidad en aduana, hubo una situación en aduana porque no tenía scanners para ver la carga que estaba en los puertos, entonces si uno mira te ingresan inmigrantes ilegales, ingresa droga porque el Estado no está colocando todos los recursos necesarios y hay gente que igual se saca la cresta en esto desde Carabineros, la PDI de la Policía Marítima y y probablemente el producto del esfuerzo de ellos, no ingresa más, pero también la otra cosa que pasa con el armamento  puede ser ingresado por partes no necesariamente un fusil, tiene que venir armado como fusil, puede venir desarmado y después te lo arman. Hay una cosa que la gente pone poca atención (porque) quedó mucho armamento en desuso después de que se desmovilizaron las FARC en Colombia, y es una utopía, pensar o creer que todo ese armamento que tenían las FARC terminó siendo destruido como parte de los acuerdos de paz. Te puedo asegurar que parte de ese armamento está circulando entre Perú, Ecuador, Chile, etc. Ahora, igual a nivel internacional, hay comercio ilegal de armamento y muchas veces esto se financia vía los retornos que genera el narcotráfico. Entonces el narcotráfico y el crimen organizado genera ingresos que ellos muchas veces destinan a compra de armamentos, quizás donde comprar el armamento más estándar posible para no tener problemas logísticos.

En la misma entrevista, usted afirmó que “El problema de combatir a la insurgencia con herramientas que no son necesariamente antiinsurgentes es bastante complejo”. En el caso de La Araucanía, ante el fracaso de detener la violencia rural, ¿Habrá que esperar una herramienta aintiinsurgencia?

A ver, lo que sucede es que en la macrozona sur, en La Araucanía en particular, tu tienes grupos mapuches que pretenden sacar al Estado de Chile y ser el soberano en esos territorios, eso en castellano se llama insurgencia. A veces lo que ellos hacen tiene cara de delincuencia, de violencia rural, de terrorismo, pero el fin y propósito de estos grupos es sacar al Estado de Chile y ser el soberano esos territorios. Entonces, si el Estado de Chile quiere cederles territorios a estos grupos insurgentes mapuches es un problema del Estado de Chile, pero aparentemente el Estado de Chile no quiere ceder su soberanía; y no todo Chile está de acuerdo en que estos grupos insurgentes mapuches sean soberanos en nuestros territorios. Por lo tanto, si uno quiere combatir la insurgencia se combate como se ha combatido en muchas partes del mundo -o en la misma Colombia- con todas las herramientas que el Estado dispone, no solamente de las herramientas militares. Evidentemente en un combate a la insurgencia, la herramienta militar tiene un rol más fuerte porque lo que hoy tenemos en la macrozona sur, no estamos combatiendo la insurgencia, estamos aplicando un estado de excepción constitucional de emergencia en que básicamente las fuerzas militares apoyan a las fuerzas policiales o las fuerzas militares patrullan caminos, ciertos territorios, etc que,  probablemente, esas medidas en conjunto con acciones de la PDI, de Carabineros, del Ministerio Público han logrado que baje un poco la temperatura en la Macrozona sur, pero está muy lejos lograrlo porque no han atacado la raíz del problema: los grupos de insurgentes mapuches que buscan reemplazar el Estado de Chile y permiten la existencia de grupos criminales que hacen explotación ilegal de la madera, no se si cultivan drogas. Es muy habitual encontrar este tipo de actividades criminales donde operan grupos insurgentes, porque los insurgentes se tienen que financiar, entonces ellos permiten actividades o le cobran impuestos territoriales a las personas en los territorios que ellos dominan o permiten actividades ilícitas de las cuales ellos se cobran un royalty para poder financiar sus propias actividades. El día que ellos se cansen de los grupos criminales los sacan y reemplazan por otros. Entonces cuando uno dice, “voy a utilizar herramientas antiinsurgencias”, es porque el problema médico que tengo se llama insurgencia, no se llama terrorismo, no se llama delincuencia y por lo tanto las soluciones tipo, la que aplicaba el gobierno de Piñera cada vez que había un problema en la macrozona sur, el subsecretario Galli presentaba una querella y nos resolvía nada porque le pasaba el problema al Ministerio Público, y el MP no tenía buenas capacidades para operar en la macrozona sur y requería el apoyo de carabineros y de la PDI y el problema seguía igual ¿por qué? Porque estábamos tratando un problema de insurgencia con un problema con soluciones policiales como que declarando que el problema fuera policial. Los gobiernos con sus eufemismos, han ido mencionando lo que ocurre en la macrozona sur, pero primero hablaban de violencia rural, después hablaban de delincuencia, después incipientemente se comenzó a hablar de terrorismo, pero ningún gobierno, o sea, Bachelet dos, Piñera dos o el gobierno actual del Presidente Boric, se han accedido hablar de insurgencia, es decir, somos pocos los que le ponemos el título como corresponde porque lo que genera todo el problema es que ciertos grupos insurgentes mapuches, de origen mapuche, buscan reemplazar al Estado de Chile en ciertos territorios. A los más expansivos les gustaría volver a poner la frontera del Biobío y tirar todo el camino al sur.

¿Siente que es un fracaso el Estado de Excepción en La Araucanía? Es algo donde también usted fue crítico…

Yo soy muy crítico del E.E de emergencia (…) es bien especial, primero es excepcional y se transformó en permanente, dos: el mandato que recibimos fuerzas militares y policiales no ha sido eliminar la insurgencia, ha sido simplemente patrullar, controlar, bajar la temperatura, y el gobierno siente que está contento porque dice en el 2023 los hechos violentos en la macrozona sur bajaron un 30%. Ahora lo que yo siempre he dicho es evidentemente un estado de emergencia algún efecto produce, pero no elimina el problema en un 100%. El problema que nosotros creamos en la macrozona sur, es primero la fuerza militar está bastante limitada; las fuerzas militares, no son fuerzas policiales, por lo tanto no operan bajo el mandato del Ministerio Público y de los tribunales, ellas a lo más pueden patrullar y pueden detener personas en delitos flagrantes o en un checkpoint, porque el tipo venía con acelerante o con armamento y cosas así, que son delitos fragantes. Las fuerzas militares no pueden ser proactivas en salir a buscar a los insurgentes, entonces el punto es que quienes están buscando insurgentes, les llaman delincuentes o criminales en el Ministerio Público junto con los tribunales. Si tú quieres efectivamente eliminar el problema de la insurgencia en la macrozona sur, primero hay que tener voluntad política porque probablemente muertos van a ver.

Las fuerzas militares no están hechas para ser fuerzas policiales o como digo yo o guardias de punto fijo o guardias de carretera. Entonces el estar utilizando fuerzas militares permanentemente ya no como excepción, simplemente para que la población general tenga una sensación de mayor tranquilidad al ver militares en la calle es una ridiculez. Los mismos insurgentes saben que las fuerzas militares están con un mandato limitado, por lo tanto conociendo lo que pueden hacer o no hacen su contraparte, tiene cierta libertad de operación. El jefe de la defensa no ha recibido una instrucción del Presidente de la República de eliminar o neutralizar las fuerzas insurgentes, entonces mientras no reciban esa orden, estos grupos insurgentes van a seguir operando. La única alternativa que podría terminar asfixiándolos o neutralizándolo sería porque todo el Estado en conjunto (…) todos declaramos esto (como) una prioridad nacional y eliminas el flagelo. Lo otro es que nunca ha estado cien por ciento claro, cuál es el grado de apoyo que tienen los grupos insurgentes mapuches en la macrozona sur de parte de la población mapuche. Yo no he visto protestas de la población mapuche en contra de la violencia, lo cual te hace pensar o tiene un cierto grado de apoyo o B están coartados por los mismos grupo insurgentes. Históricamente y en otras partes del mundo, lo que siempre sucedió es que las fuerzas insurgentes amenazan a las poblaciones locales; entonces si  uno encuentra que hay poblaciones locales que no están a favor de ellos, las amenazan, les matan sus gentes, les queman sus cosas, eh, gobiernan un poco como la revolución francesa, vía el terror (…) mi opinión al final del día es el estado de emergencia, claro, para mucha gente es mejor que no tener nada, pero no soluciona el problema.

¿Qué visión tiene de la Ley de Infraestructura Crítica? Se lo pregunto porque, hace un tiempo, una de las creadoras del proyecto y defensora de éste, la senadora Carmen Gloria Aravena, afirmó que, «Este proyecto cuando lo pensamos lo hicimos para cuidar infraestructura crítica, no la frontera, es una condición totalmente distinta. Van a requerir de capacitación rápida, porque no están preparados para este tipo de trabajo”. Y ante esto ¿Sigue siendo un problema mal planteado esta ley?

El problema en Chile no es de infraestructura crítica, insisto, es de insurgencia en la macrozona sur, de crimen organizado en las grandes ciudades y la inmigración ilegal en las fronteras del norte que permite la entrada de delincuentes o criminales extranjeros, esos son los tres problemas que tenemos y ninguno de esos tres problemas se arregla con la ley de infraestructura crítica (…) pero lo que tenemos hoy no es un problema del estallido social, la gente, a los mismos criminales no les interesa afectar la infraestructura crítica, porque si afectan infraestructuras críticas ellos mismos pierden sus negocios criminales. Y después el actual gobierno dice “bueno, es que esto es lo que se hace en Europa” sí, pero en Europa la infraestructura crítica de las fuerzas militares la cuidan de terroristas islámicos que pretenden afectar la la infraestructura crítica europea, entonces el punto mío: Digo ojo, sí, eventualmente, uno puede utilizar fuerzas militares para proteger infraestructuras críticas, pero la protejo ¿de quién? ¿de los chilenos que participaron en el estallido social? ¿de terroristas que no existen en Chile que quieren afectar la infraestructura crítica? al crimen organizado no le interesa afectarla. Podría ser que la macrozona sur de repente grupos insurgentes mapuches quisieran afectarle la IF, ah ok ahí podría ser. Pero lo segundo que pasa, es que la fuerza militares son letales, están hechas para eliminar o neutralizar, entonces si las pongo a cargo de protección infraestructura crítica es bastante complejo como establezco las reglas de uso de la fuerza para que ellas puedan operar, no es simple. (…) pero el problema en Chile hoy desde el estallido social, no es la infraestructura crítica, los problemas son otros tres problemas, puede que dos años más tengamos muchos problemas, pero hoy no tenemos terrorismo activo buscando destruir infraestructura crítica no ha habido ninguna acción criminal del crimen organizado que atente contra la infraestructura crítica.

¿Cuál es la diferencia en el tratamiento de la violencia en la zona norte –límite chileno con Perú y Bolivia- y la violencia en La Araucanía, que se extendió a Los Lagos y Los Ríos y Biobío?

A ver, en la frontera norte no existe violencia propiamente tal, existe inmigración ilegal que entran personas ilegalmente personas a Chile, y permite la entrada de personas que son delincuentes extranjeros, es muy distinta esa situación donde la cooperación de las FF.AA en ese rol en la frontera norte es distinta, ahí ayudan a las policías a proteger la frontera y evitar el ingreso ilegal a Chile. En el caso de la macrozona sur tenemos un problema de insurgencia que permite la existencia de terrorismo, violencia y crimen en la zona afectando gravemente las condiciones de vida y los derechos de propiedad de las personas que viven en la macrozona sur.

Mucha discusión ha surgido luego de la reunión del Cosena, a un llamado realizado por el Presidente. Además de nuevos objetivos, esta institucionalidad del estado chileno ¿debe ser dirigida por una instancia política o por un oficial de las fuerzas armadas?

A ver, el Presidente llamó a desarrollar una estrategia de seguridad pública un poquito tarde porque la debía haber hecho hace tiempo. Me parece muy bien porque si uno no tiene hoy en día como que estamos dando palos de ciegos y tirando iniciativas varias encima de la mesa y que no necesariamente tienen efectos. Tenemos que tener un diagnóstico y sobre eso una estrategia; ahora la instancia de un Consejo de Seguridad Nacional o un asesor de Seguridad Nacional puede ser, muchos países son personas que tienen cierta formación en las fuerzas armadas o por  formaciones de seguridad nacional o formación policial. Lo ideal es que fuera una persona que esa instancia fuese una instancia técnica porque hay que tomar decisiones técnicas, así que eso sí.


Compartir esta noticia