jueves | 23 de mayo | 2024

inicio Araucanía Proyecto hidroeléctrico amenaza futuro de Pucón y Curarrehue
Araucanía

Proyecto hidroeléctrico amenaza futuro de Pucón y Curarrehue

Publicado por: DiarioTiempo21 | martes 17 de marzo de 2015 | Publicado a las: 12:10

Compartir esta noticia

Puesco-Momolluco, iniciativa de la empresa Besalco, pretende la instalación de dos centrales y una carretera eléctrica de 52 kilómetros que será la puerta de acceso para la instalación de otros proyectos hidroeléctricos en las zonas de Curarrehue y Pucón, cuyas comunidades ya han comenzado a alzar la voz y a plantar cara ante la inminente devastación de sus recursos naturales.

Por la vida, el desarrollo sustentable y contra la devastación de los recursos naturales, un numeroso grupo de ciudadanos llegó la mañana de ayer hasta las puertas de la Municipalidad de Pucón para mostrar su rechazo al proyecto Puesco-Momolluco, de la empresa Besalco, que pretende instalar 2 centrales hidroeléctricas, Central Hidroeléctrica Puesco (CH Puesco) y Central Hidroeléctrica Momolluco (CH Momolluco), de 19,8 y 19,9 MW respectivamente, en las aguas de los ríos de mismo nombre, lugar de nacimiento de las aguas del Río Trancura, cuyo caudal alimenta la actividad turística y recreacional de un gran número de comunas, dando vida a la rica biodiversidad de los ecosistemas de este sector de la región de La Araucanía.

No obstante, la instalación de las centrales no es la única parte del proyecto que preocupa a los opositores, ya que su implementación está supeditada a la construcción de dos subestaciones eléctricas y a una línea de transmisión de aproximadamente 52 kilómetros que conectaría la energía generada con el Sistema Interconectado Central (SIC).

La iniciativa no solo amenaza el valor paisajístico de la zona y la salud de ciudadanos y especies animales que habitan en el sector de las comunas de Curarrehue y Pucón, sino que se constituye en una suerte de puerta de acceso para el resto de proyectos hidroeléctricos latentes en el territorio -en los ríos de los sectores de Pucón y Curarrehue hay otorgados 59 derechos de aprovechamiento hidroeléctrico (22 y 37 respectivamente)- así como en un apoyo para negocios forestales y pisciculturas; “Es el principio de la destrucción de los recursos naturales de estas comunas”, sostiene Fede Medina, kayakista y guía de rafting miembro del movimiento opositor.

La comunidad denuncia la ausencia de pronunciamiento y eventual apoyo de parte de la Municipalidad; “Tiene tiempo hasta el 14 de abril para pronunciarse a favor o en contra, como institución tiene que tomar la decisión política -si realmente quiere ser un municipio de vocación turística- de cerrar definitivamente la entrada de este tipo de proyectos“, señala Fede Medina.

Asimismo, se denuncia la falta de rigurosidad en el estudio de impacto ambiental presentado por la firma, donde se habrían obviado un sinnúmero de efectos negativos sobre el ecosistema intervenido.

Otra de las problemáticas que enfrenta el proyecto es su afectación a las comunidades indígenas de la zona, atravesadas por el tendido eléctrico que se pretende construir. En tanto que en el Estudio de Impacto Ambiental ingresado, la firma asevera la existencia de un preacuerdo con las comunidades, desde estas aseguran que no hubo ningún tipo de pacto y ni siquiera acercamiento con la empresa en el caso de algunas de ellas.

Rodrigo Colihueque, dirigente de la asociación indígena de Pucón y miembro del Consejo Territorial Mapuche de la comuna señala que los representantes de la empresa “llegaron mintiendo a la comunidad, hablando de un solo proyecto, la central en Momolluco. Ahora han pasado tres años, tenemos 3 centrales -la tercera es la situada en el río Epril, también en proceso de aprobación- y la línea de transmisión”, la que será arrendada por las eventuales centrales que llegaran en el futuro en caso de concretarse la iniciativa, asegura.

“Nosotros trabajamos con ellos durante tres años en una mesa técnico social, estuvimos tres años poniendo nuestro diálogo y al final no logramos ni un acuerdo”, narra Colihueque; “A fines de noviembre la mesa se quebró, porque lo que la empresa ofrece como compensación es una miseria, ya estamos cansados aquí en Chile de que se extraigan los recursos naturales sin ningún beneficio para las comunidades, indígenas o no”.

Como fuere, Colihueque sostiene que el Consejo Territorial Mapuche de Pucón desde un primer momento se manifiesta “en contra de las centrales hidroeléctricas, porque tenemos la experiencia de lo que pasó con las pisciculturas; Hoy día, nuestras comunidades del sector rural tienen muchos problemas, las aguas están contaminadas sin control, no hay agua pura para las ceremonias mapuche”.

El mensaje para la comuna es que despierte, que reaccione, que se preocupen por nuestros recursos naturales porque hoy día nos estamos jugando el futuro de esta comuna, es muy importante que la comunidad de involucre y reaccione”, sostuvo el dirigente.

 

Luego de, bajo la presión ciudadana, haber detenido las visitas a terreno que la empresa tenía acordadas en Curarrehue y Pucón  con representantes del SEA, se estableció una nueva reunión el próximo miércoles a las 12 horas en la ruka de la Feria Walüng (Curarrehue) abierta a todo aquel que desee apoyar la causa.

Desde la vocería llamaron a no cesar en la lucha y a participar de la consulta ciudadana que tendrá lugar en el marco del proyecto, a la espera de conocer el pronunciamiento de la Municipalidad de Pucón, que pese a haberse realizado esta mañana la protesta en el frontis de sus instalaciones, no ha hecho oficial su postura.

Fuente: www.elciudadano.cl


Compartir esta noticia