4:38 pm - Miércoles Diciembre 1, 0343

Mujer rural: un ejemplo de espíritu innovador en La Araucanía

Claudio Nuñez

Por su entusiasmo y compromiso por la comunidad y la sustentabilidad, la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura destaca en el Día de la Mujer Rural la historia de Juanita Aguilera. Campesina que se reinventa y apuesta por diversificar su huerta – ubicada en el sector El Liuco, comuna de Gorbea, región de La Araucanía – con tatsoi, acelgas de colores y kale.  

Según estimaciones de la Encuesta Nacional de Empleo del INE, en Chile los ocupados en el sector productivo silvoagropecuario representan el 5% de todas las ramas de la actividad económica nacional. De ello, el porcentaje de mujeres ocupadas corresponde al 24,2% del total de trabajadores mientras que los hombres ocupan el 75,8%. Juanita es una de ellas.

Diversificación

Tiene 57 años y es una madre orgullosa de su hijo adolescente que también vibra por su granja, frutales, aves y flores emplazadas en cuatro hectáreas muy bien administradas. Su crianza, cuenta, se gestó en la tierra junto a su familia que le enseñó el oficio que hoy le permite generar sus recursos mes a mes. Sin embargo, “siempre es bueno modernizarse, así que había que atreverse a cultivar nuevos productos. Postulé a la Fundación para la Innovación Agraria para ampliar mis cosechas con kale, acelgas de colores y tatsoi y ahora ya tengo más oferta novedosa para vender. Toda campesina debe tener de todo un poquito en la tierra porque si algo le falla, no se queda sin recibir recursos”, detalla Juanita.

Hace unos días la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga visitó su hogar y emprendimiento junto con el seremi de la cartera, Hans Curamil, y el representante de FIA en la región, José Rüth. 

“La mujer es un actor y motor clave para la agricultura, ya que genera un gran aporte para el desarrollo de nuestro Chile rural. Son miles las mujeres que lideran emprendimientos o grupos asociativos de producción agrícola, logrando autonomía económica y empoderamiento, pero también lo más importante para ellas: mejorar la calidad de vida de sus familias. Por otro lado, es innegable el gran aporte que todas ellas realizan a la seguridad alimentaria de nuestro país. Tenemos grandes productoras de hortalizas a nivel nacional que cumplen ese rol fundamental para la cadena. Por eso lo decimos con convicción y orgullo: la participación de las mujeres rurales es de vital importancia, ya que juegan un importante rol en la mantención de las culturas, tradiciones, saberes y sabores de nuestras raíces como país”, dijo Undurraga. 

Apoyo

El proyecto apoyado por FIA y financiado por el Gobierno Regional de La Araucanía, le permitió construir un invernadero para combatir las inclemencias del clima como lluvias y vientos predominantes de la zona. Además del sistema de riego y una sala de lavado y envasado de las nuevas hortalizas con alto valor nutricional, cuya tendencia de consumo ha tenido un incremento no menor a nivel mundial, pero que contradictoriamente aún no se han podido establecer en nuestra región. Se trata de los superalimentos Kale, el tatsoi y la acelga roja y amarilla aquellas las que pueden llegar a tolerar de mejor forma las olas de calor y frío y no requieren tanta agua.

La propuesta busca no solo producir tales hortalizas de gran interés, sino también hacer parte de la solución la entrega de ellas, facilitando la compra de estos alimentos por parte de personas que tienen poco tiempo para ir a ferias o vegas, quienes buscan mejorar su calidad de alimentación, tienen el poder de compra y que por lo general hasta ahora son profesionales laborantes de servicios públicos, privados y académicos dentro de Gorbea y Temuco.

Compromiso

El valor agregado es que ofrece productos novedosos que no se suelen consumir por el barrio, sobre todo “con economía circular, de forma agroecológica, con mi propio abono. Trabajo con mucho cartón y paja lo que evita que salga pasto y malezas, reteniéndose la humedad del suelo, ya que eso les gusta mucho a las lombrices, dejando la tierra blanda que permite plantar sin necesidad de estar picando los suelos ni mucho menos usar otros insumos”.

La propuesta de Juanita también responde al complejo escenario que se vive por el déficit hídrico a causa del cambio climático, uno de los ejes estratégicos de FIA que busca resolver, a diversas escalas, desde la innovación y la diversificación productiva.

“Las altas temperaturas y la escasez de agua en algunos sectores es una realidad, sin embargo, debemos ver una oportunidad porque la necesidad de seguir alimentándonos es un hecho y para ello, todo aporte es valioso, más aún si el proceso responde a una responsabilidad de nuestros recursos en toda su cadena productiva, a través de la diversificación de la canasta familiar e impulsado, además por la agricultura familiar campesina”, dijo el director ejecutivo de FIA, Álvaro Eyzaguirre. 

Energía

El kale, el tatsoi y las acelgas de colores son considerados superalimentos que entregan vitaminas, nutrientes, minerales, antioxidantes y proteínas. Esas energías, cierra, Juanita, son las que toda mujer campesina debe tener, haciendo una analogía con su espíritu emprendedor. “El trabajo en el campo es sacrificado…en las generaciones anteriores los padres les decían a sus hijos que estudiaran y que fueran a la universidad, que hicieran otra cosa, ya que el trabajo en el campo es muy demandante. Mi llamado a las mujeres es seguir adelante y a innovar, podemos. Nosotras somos las que muchas veces movemos la economía rural”.

Filed in

Comunidad indígena de Loncoche inauguró proyecto ambiental de paneles solares

Alcalde de Temuco anunció nueva Dirección Municipal del Adulto Mayor

Related posts