lunes | 24 de junio | 2024

inicio Opinión La nueva China: ¿un dragón en deflación?
Opinión

La nueva China: ¿un dragón en deflación?

Publicado por: Claudio Nuñez | domingo 17 de septiembre de 2023 | Publicado a las: 16:53

Compartir esta noticia

Por Patrick Dungan, B.B.A Business Administration, ex seremi de hacienda

La pandemia ya es parte de la memoria colectiva de la humanidad y aunque ya es historia, los efectos económicos nos recuerdan día a día de su existencia. Los gobiernos inyectaron cantidades enormes de circulante para salvar a las empresas y apoyar a las personas, creando un proceso inflacionario que afecta en la actualidad a naciones grandes y pequeñas por igual.  El gigante asiático, al contrario del resto del mundo, está experimentando una deflación, también llamada inflación negativa, es un descenso generalizado y prolongado de los precios de bienes y servicios, producto del decaimiento de la demanda y puede causar efectos peores que la inflación, como son la inseguridad en los consumidores, menor crecimiento económico y un aumento del desempleo.

Estamos frente a un nuevo escenario, impensado, complejo y que puede afectar de sobremanera a la economía chilena, tan encadenada a la china por los grandes volúmenes de exportaciones e importaciones entre los dos países, debido a que es el principal socio comercial que tiene nuestra economía, al igual que con nuestra Región de La Araucanía.  ¿Qué pasó con la economía China? ¿Cómo los problemas de China pueden afectar al resto del mundo y principalmente a Chile?  Todos apostaban que pasado el escenario COVID, el gigante asiático iba a emerger con más fuerza que nunca, pero el escenario ha sido otro, un débil crecimiento y una deflación por resultado, el desempleo de los jóvenes, desconfianza con el gobierno y un escenario poco alentador es lo que presenta la segunda economía del mundo en la actualidad.

La situación económica actual de China no solo afectará a sus ciudadanos, afectará más allá de sus fronteras debido a que China es tan relevante en la economía global, que sus problemas económicos pueden traer consecuencias negativas inmediatas para muchos países.  La nación del dragón consume la mitad del cobre refinado del mundo, un quinto de la producción mundial de petróleo, y tres cuartos del acero, además de la mitad del zinc y níquel.  Esto tiene por resultado que los exportadores de commodities serán especialmente expuestos al freno económico, y como resultado las empresas chinas comprarán menos productos y servicios de otras naciones.

Chile exporta casi la mitad de su cobre a China, con el sector inmobiliario chino en crisis, menos metal rojo chileno se necesitará por la baja de los proyectos de construcción. Alemania ya ha entrado a una recesión y es debido principalmente a la falta de demanda desde China.   Las 200 principales multinacionales de EE. UU, Europa y Japón lograron el 13% de sus ventas totales gracias a China, obteniendo 700 billones de dólares, en un escenario adverso impactará enormemente a sus firmas y a los niveles de empleabilidad. Mientras el mundo se recupera mejor de lo esperado de la pandemia, China sigue luchando, en un escenario que sorprende a todos, y especialmente a los chinos.

La política china de ¨zero – covid¨, fue un desastre para la economía china, la estrategia sanitaria de mantener ciudades enteras en cuarentena absoluta, dañaron la confianza de la población hacia la sabiduría del gobierno protector, junto a una población que envejece a pasos agigantados, una fuerza laboral en contracción y una apatía general, han dañado el corazón económico mismo de China. 

Los problemas de China son las ganancias de otros, esto significa una medida de alivio para los consumidores mundiales, ya que constituye menor demanda para los commodities, bajando los precios y costos de importación. Otro posible efecto positivo de esta deflación china es que ponga un freno a la subida de precios en otros mercados ayudando a disminuir la escalada inflacionista del mundo.  Si esta deflación en China continua, podríamos ver los mercados globales inundados de productos chinos a precios reducidos y eso golpearía muy fuerte a los fabricantes de muchos países con un efecto adverso a la inversión y el empleo.  El escenario de China es complejo, los problemas de China ahora son los problemas de todo el mundo.


Compartir esta noticia