Encuesta Educación 2020 e Ipsos: Desconfianza de apoderados en medidas sanitarias y vacunación de estudiantes

Claudio Nuñez
Single content advertisement top

Este jueves se dieron a conocer los resultados de la tercera encuesta “Estamos Conectados” de Educación 2020 junto a Ipsos Chile, con la colaboración de la Fundación Natura, que indaga en las percepciones y condiciones respecto al retorno a clases presenciales, cuyos resultados confirman una vez más las brechas socioeconómicas según el tipo de establecimiento, develan la desconfianza que persiste entre las familias y la carga laboral que están teniendo las y los docentes, el estado emocional de niños, niñas y adolescentes, y la disposición al proceso de vacunación en las comunidades educativas, entre otros. 

Ante la pregunta ¿Has enviado a tu(s) hijo(as) a clases en forma presencial durante el año 2021? un 66% de las y los apoderados que contestaron la encuesta indica que no lo ha hecho, versus un 34% que sí. Sin embargo, al hacer un zoom por dependencia, los datos reflejan una fuerte brecha socioeconómica: el 72% de los apoderados de establecimientos particulares pagados sí lo ha hecho, mientras que entre los apoderados de establecimientos municipales la cifra desciende a un 19%. 

En la misma línea, un 55% de las y los estudiantes no ha tenido ningún grado de clases presenciales durante el último mes, pero la cifra asciende al 80% en el caso de la educación pública.  Asimismo, entre las y los estudiantes que no han asistido a clases presenciales, un 65% de estudiantes no va a clases presenciales por no sentirse “seguro” y un 35% porque sus apoderados “no quieren que vaya”. 

Al respecto, la Directora Ejecutiva de Educación 2020, Alejandra Arratia, señala que “los resultados de la encuesta vienen a confirmar que la tendencia general es que los establecimientos particulares pagados tienen significativamente más opciones de presencialidad que los establecimientos particulares subvencionados; los que a su vez, tienen más presencialidad que establecimientos públicos. Estos datos son alarmantes pues muestran que las brechas se están aumentando de manera significativa en el contexto de la pandemia”.  

“Sobre el retorno a clases presencial, tenemos dos Chile: el de los colegios que tienen todas las condiciones para volver, y el de los colegios que sienten que no las tienen, y a los que les falta mucho para generar las confianzas que hagan posible un retorno seguro”, enfatizó

Por otro lado, existen medidas que los apoderados consideran que actualmente no están resueltas, lo que podría explicar la falta de confianzas para el retorno a la presencialidad. No más de un 37% cree que su establecimiento tiene resuelto el monitoreo de casos activos de Covid-19 y sólo un 15% cree que está resuelta la medida del transporte seguro para llegar a la escuela. Por otro lado, respecto a elementos que se valoran, un 69% considera que sí están los elementos de protección, un 66% la distancia física entre puestos, un 65% el control de temperatura; un 54% la ventilación. Un 17% indica que ninguna de las medidas mencionadas anteriormente.

Alejandra Ojeda, Gerente de Asuntos Públicos de Ipsos Chile, indicó que “se debe trabajar en generar confianza en padres, madres y apoderados para promover el retorno al aula, en conjunto con ofrecer las condiciones necesarias para ese retorno seguro. La pandemia ha generado a toda la población distintas preocupaciones y miedos, tanto por contagio como por consecuencias de diverso orden de la crisis de salud. Como era de esperar, al mundo adulto no le es fácil pensar en que sus hijos e hijas retornen a la actividad escolar presencial. Por eso el rol de los establecimientos escolares es clave para movilizar a los hogares desde una oferta de seguridad basada en protocolos efectivos y demostrables en el espacio presencial”.

En cuanto a las razones que lideran entre apoderados para no enviar a sus hijos a clases (pregunta de respuesta única), un 29% cree que “los niños no van a respetar las medidas sanitarias”; un 26% dice que “voy a esperar que mis hijos se puedan vacunar”; seguido de un 17% que no lo hace debido al “alto número de contagios en la comuna del establecimiento”. 

Sobre este punto, la directora de Educación 2020 añadió que “el volver o no volver a clases presenciales depende, por un lado, de las condiciones sanitarias y, por otro lado, de la generación de condiciones y de un diálogo abierto y en confianza que se genere entre las familias y los directivos y las y los docentes.  Esto es clave si se considera que la principal razón que tienen las familias para no enviar a sus hijos es creer que no podrán cumplir con las medidas sanitarias”. 

¿Va a vacunar a sus hijos? 

En relación al ítem de vacunación contra el Covid-19, el 77% de las y los apoderados encuestados afirma que ya se vacunó con dos dosis, un 12% con una dosis y un 10% no se ha vacunado. En tanto, existe un 55% de estudiantes que no se han vacunado, un 35% con una dosis y un 10% con ambas. Por el lado de las y los docentes, el 92% declara estar ya con las dos dosis, un 5% con una y un 4% con ninguna. En cuanto a equipos directivos las cifras son similares: 94% con dos dosis, 3% con una y otro 3% no se ha vacunado. 

Frente a la pregunta “¿en caso de que se permita la vacunación de menores de edad, ¿vas a vacunar a tus hijos?”, el 77% de las y los apoderados dice que sí, un 19% dice que tal vez y un 10% afirma que no. 

“Los datos nos muestran que la vacuna sí es un elemento importante para retornar a la presencialidad, porque si bien pueden estar todas las medidas sanitarias garantizadas, las familias no están teniendo la confianza en que estas funcionen, por lo que valoramos que el proceso de vacunación esté avanzando en los niños, niñas y adolescentes”, comentó al respecto Alejandra Arratia. 

Docentes: 80% reconoce que su vida familiar se ha visto afectada 

En relación a las emociones y la carga laboral, las y los docentes indican que su jornada con teletrabajo es más extensa que antes de la pandemia, llegando a un 87%. De igual manera, un 80% dice que su vida familiar se ha visto afectada negativamente por su labor como docente a distancia, y sólo un 21% indica que su jornada laboral diaria le alcanza para cumplir con todas sus labores

como docente. Al hacer un zoom por género, la cifra desciende a un 19% si se trata de docentes mujeres, versus un 24% en el caso de docentes hombres. 

Asimismo, ante la pregunta de respuesta múltiple “¿Cómo te has sentido el último mes? y ¿Qué emociones representan mejor tu estado de ánimo? las y los docentes señalan sentirse mayoritariamente “estresados” con el 61% de las preferencias, luego “ansioso” con el 43% de las preferencias, seguido de “preocupado”, con un 42%. 

En el caso de las y los estudiantes, las emociones que han predominado en el último mes son: “estresado” (47%), “ansioso” (39%)  y “aburrido” (35%). Por último, un 73% indica que “ahora valoro más ir al colegio o escuela” y un 70% que prefiere las clases presenciales que a distancia. 

La tercera versión de la encuesta Estamos Conectados fue respondida  de manera voluntaria por estudiantes (4º básico a 4º medio), docentes, apoderados e integrantes de equipos directivos del sector escolar, a nivel nacional, entre los días 16 de junio y 14 de julio, y participaron 3.438 personas de comunidades educativas de todo el país.

En Renaico aprueban recursos para digitalizar salas de clases

Conin y UA cierran campaña de recolección de fondos y artículos para el cuidado personal de niños y niñas

Related posts