En Santiago decidieron la suerte de La Araucanía: “NO al Estado de Sitio. Sí combatir al crimen organizado”

Claudio Nuñez
Single content advertisement top

Unos 75 gremios y asociaciones productivas a lo largo del país solicitaron al Presidente Sebastián Piñera decretar “Estado de Sitio” en el Biobío y La Araucanía, a raíz de los últimos hechos violentos.

Presidente Piñera aseguró que “estamos viviendo una grave situación de violencia y terrorismo” en la macrozona sur, por lo que se deben aunar los esfuerzos para enfrentarla.

Asimismo, sostuvo que “vamos a apoyar las legítimas demandas de nuestros pueblos originarios y los chilenos, pero vamos a combatir el crimen organizado”.

Dirigentes de partidos políticos de oposición rechazaron este jueves la posibilidad de que se declare Estado de Sitio en La Araucanía, como lo están pidiendo algunos parlamentarios oficialistas.

Por equipo Tiempo21

Desde las nueve horas de ayer, el Presidente Sebastián Piñera dirigió una reunión con las más altas autoridades de los tres poderes del Estado de Chile, Estado, para abordar la situación de violencia que se vive en la macrozona sur, especialmente en la Región de La Araucanía.

El Mandatario afirmó que la cita fue “de coordinación” y que “es parte del esfuerzo como Estado para que el estado de derecho vuelva a desarrollarse en plenitud en las regiones del sur”.

Piñera aseguró que “estamos viviendo una grave situación de violencia y terrorismo” en la macrozona sur, por lo que se deben aunar los esfuerzos para enfrentarla, señaló La Nación.

Asimismo, sostuvo que “vamos a poyar las legítimas demandas de nuestros pueblos originarios y los chilenos, pero vamos a combatir el crimen organizado”.

Cabe recordar que el Jefe de Estado sostuvo el jueves una reunión con los partidos de Chile Vamos, en donde descartó de momento decretar un estado de sitio en La Araucanía, optando por reforzar la presencia de las Fuerzas Armadas.

En materia de seguridad, las regiones del Biobío, Araucanía y Los Ríos, registran una realidad catastrófica que el país aún no dimensiona o poco importa. Asaltos, incendios, tomas de propiedades agrícolas e incluso seis muertes solo el 2020, mantienen a la población de este territorio de rodillas y bajo constante amenaza. Tanto, que unos 75 gremios y asociaciones productivas a lo largo del país solicitaron al Presidente Sebastián Piñera decretar “Estado de Sitio” en el Biobío y La Araucanía, a raíz de los últimos hechos violentos.

Dichas organizaciones pidieron al ejecutivo que la medida se aplique para las provincias de Arauco y Malleco específicamente. Las asociaciones agregaron que “los violentos atentados ocurridos en los últimos días en la Macro Zona Sur del país sentencian definitivamente la ausencia de Estado de Derecho en la zona, impidiendo que miles de familias inocentes puedan trabajar y vivir en paz”.

Afirman sus dirigentes que en aquellas zonas operan “impunemente grupos narcoterroristas armados y coordinados, con nombre y domicilio conocido, que tienen de rodillas a las policías en términos humanos, tecnológicos y logísticos (…) tomar las correspondientes decisiones para enfrentar los hechos pues no puede seguir dejando a los gremios y emprendedores en el más completo abandono”, consignó Radio Biobío.

Instaron al ejecutivo y en especial al Presidente a que “ejerza todas las atribuciones y obligaciones legales que le provee la ley para decretar Estado de Sitio en las regiones de Biobío y La Araucanía, particularmente en las provincias de Arauco y Malleco”.

“No resistimos más incendios en propiedad privada, usurpaciones de territorios, atentados, amenazas ni asesinatos a sangre fría. El momento de frenar esto es ahora”, sostienen.

La realidad es tan apremiante, que desde Nueva Imperial hacia la costa, más de 40 predios se encuentran en toma y las familias que trabajan dichas propiedades se encuentran bajo fuerte presión para que no hablen. Si lo llegan hacer, sus propiedades serán incendiadas y ellos asesinados, según afirma un dirigentes de la zona que no quiso hablar con Tiempo21, porque “tengo que cuidar a una familia y no quiero que les pase algo”.

El presidente de la UDI, diputado Javier Macaya, afirmó este viernes a La Nación, que decretar un estado de sitio en la macrozona sur por los hechos de violencia que se han vivido recientemente “es rayar el agua porque ya se sabe cuál va a ser la respuesta del Parlamento”, sin embargo, advirtió que no se debe descartar ya que es una herramienta de la democracia.

“Lo del estado de sitio es una situación que de alguna manera, para mí al menos, en términos prácticos, es rayar el agua porque ya se sabe cuál va a ser la respuesta del Parlamento a un requerimiento como ese”, afirmó el legislador en conversación con Radio Cooperativa.

La oposición: “NO”

Por otra parte, dirigentes de partidos políticos de oposición rechazaron este jueves la posibilidad de que se declare Estado de Sitio en La Araucanía, como lo están pidiendo algunos parlamentarios oficialistas.

Según publicó Radio Cooperativa, el presidente del Partido Socialista, (PS) Álvaro Elizalde, sostuvo que la idea no es buena y recordó que durante el estallido social de octubre del 2019 “se generó una reacción más compleja” cuando el Gobierno adoptó medidas de excepción.

Elizalde remarcó a La Nación, que “cuando el Gobierno declaró Estado de Sitio en el contexto del estallido del 18 de octubre, finalmente se generó una reacción más compleja para la situación del orden público. Entonces, a veces estos discursos duros le suenan bien a algunos sectores, pero no terminan siendo efectivos”.

Catalina Pérez, presidenta de Revolución Democrática (RD), criticó esta opción y señaló que “no puede ser que la lógica de la derecha, para resolver cualquier problema, sea la violencia, la represión“.

La diputada indicó que “el Gobierno de Sebastián Piñera ha hecho oídos sordos a la urgente necesidad de una solución política en la zona. Un estado de sitio lo único que provocaría es la intensificación de la violencia en el Wallmapu“, consignó Cooperativa.

El ex fiscal, Carlos Gajardo, en conversación con Biobío, fundamentó que “lo que está en juego es demasiado grande y transformar la macrozona en un campo de batalla sería otro error histórico más”, dijo Vergara.

“Más que mejorar la normativa antiterrorista hay que mejorar la ley de inteligencia, pero la solución definitiva pasa más bien por tener acuerdos entre los actores relevantes en este procedimiento: Gobierno, mapuches, forestales, ciudadanía en general”, comentó Gajardo.

Político – policial

Está claro que nadie quiere asumir la responsabilidad de la declaración del Estado de Sitio. Es bueno señalar que el problema denominado conflicto mapuche, ya no es tal, fundamentalmente porque el pueblo mapuche no estaría integrado en este movimiento y fue utilizado como cobertura por algunos dirigentes y varios no mapuches.

Si bien el inicio es político, asociado a lo económico ahora derechamente es un tema policial y de seguridad nacional que aunque no afecta directamente a todo el país, consume a una región en específico y a la macrozona sur. Ataques de todo tipo y delitos eso es un tema delincuencial, ya no político.

Algunos dirigentes gremiales y políticos de la derecha se cuelgan del tema pero por dos razones: no tienen mayor conocimiento de la materia y solo dejan traslucir cálculos políticos que les sirvan, de ahí que no opinen salvo uno, los demás están en silencio. La verdad no se quiere dimensionar de seguro por acuerdos larvados pero el resultado los acusa. Ejemplo daños altísimos en lo social porque tras las forestales hay un negocio, pero la tendencia hoy determinaría un caos social y económico que hace temer el aumento de la pobreza.

Algunos dirigentes gremiales reconocen en privado que en algunas zonas reconocen a algunos de los encapuchados, pero desconocen a la mayoría. “Desde mi abuelo hasta acá, hemos vivido en este lugar y reconocemos a los mapuches desde la distancia. Pero estos grupos organizados que asaltan e incendian, no los reconocemos”, aseguró después de solicitar no entregar su identificación personal y territorial.

Dice que estos grupos utilizan equipos caros. Tienen vehículos, armamento pesado y munición, radios teléfonos etc., buena comida y alcohol. “A la falta de movimientos de este tipo en el continente Chile tiene las condiciones ideales, asegura. Se dan todos los medios y aprovechan un  gobierno débil. Vecinos y conocidos, colegas, de una u otra forma han sufrido por amenazas, robos y nunva hemos sentido protección de alguna institución estatal. Por eso creo que no terminará bien, seguirán los atentados y el Estado no hará nada de nada”, asegura un ex agricultor.

Filed in

Desempleo en La Araucanía llega al 8,3%

SAG Araucanía atendió 163 denuncias de fauna silvestre en situación de riesgo

Related posts