sábado | 20 de abril | 2024

inicio Opinión Editorial: El Cosena, un pequeño paso
Opinión

Editorial: El Cosena, un pequeño paso

Publicado por: Claudio Nuñez | domingo 18 de febrero de 2024 | Publicado a las: 09:18

Compartir esta noticia

Desde la presión parlamentaria transversal se pudo lograr, porque el lunes 5 de febrero, una reunión con el Ejecutivo y las FF.AA, esto con el fin y objetivo de enfrentar la crisis de seguridad que afecta en el país. Discusión que tuvo un punto en común, y es el despliegue de las FF.AA en zonas urbanas el diagnóstico es claro, “no es lo más oportuno” dijo la Ministra del Interior Carolina Tohá; también en la misma línea el Ejército señaló que no posee el “entrenamiento, educación o equipamiento adecuado” para resguardar el orden público. Es claro que tienen funciones diferentes. También la discusión de la ley de Infraestructura Crítica es que se debe mejorar sí o sí. Ver experiencias comparadas como Ecuador, Brasil, incluso Estados Unidos, no es lo adecuado, son realidades muy opuestas. No se puede llevar a las FF.AA a las calles sólo por un capricho de un sector político y otros cuantos con la excusa de entregar una mayor seguridad en las calles. Si les mencionamos México se llevarían más de alguna sorpresa.

El lunes de 5 de febrero, el Ejecutivo con las FF.AA se reunieron en la llamada Consejo de Seguridad Nacional. Dicha instancia fue convocada por el Mandatario Gabriel Boric con el fin de buscar una solución a la crisis de seguridad que se vive en el país.

Una de las cosas que quedaron muy claras, aunque a un sector político no le guste, es que las FF.AA no tienen entrenamiento para resguardas el orden público, porque eso es una misión que le compete a Carabineros dicho orden público.

Lo dijeron desde el Ejército, el propio general Iturriaga, su institución carece de “entrenamiento, educación o equipamiento adecuado” para cumplir con esa tarea. Y no es ajeno porque el buscar ejemplos comparados como Brasil y Estados Unidos en América, se lleva trabajando por décadas, y ni de esa manera se bajan los índices de delincuencia pese a que tengan fuerzas especiales que se dedican a apoyar a las policías en casos extremos. Lo de Ecuador es reciente porque el narco terminó derrotando al Estado en sí y se vio en la obligación de llevar a las FF.AA para resguardar el orden público.

Todos utilizan el ejemplo de El Salvador que es funcional para combatir a las organizaciones criminales, pero lleva demasiados cuestionamientos: presuntas violaciones a los DD.HH, una crisis económica insospechada, una reelección muy cuestionable con un Bukele al extremo de desafiante. En resumen, un estado fallido.

Ecuador, El Salvador, son ejemplos de estados fallidos cuyos gobernantes tuvieron que llevar a un extremo de usar a la milicia para combatir la delincuencia y el crimen organizado. También se discutió la cuestionable ley de Infraestructura Crítica, y aquí hay que citar a un ex ministro del Tribunal Constitucional, Gonzalo García, quien, en su artículo de opinión a Ciper Chile, sostuvo lo siguiente, “¿qué es la infraestructura crítica”, y a pesar de entregar los conceptos entrega otra pregunta clave, “¿en qué consistiría la participación militar? ¿Qué tiene que ver el vínculo de protección de esta infraestructura con las policías; especialmente, con Carabineros? Se supone que las Fuerzas Armadas operan como auxiliares de estos, pero muchísima de esta infraestructura no tiene servicios ni deberes policiales específicos”. El ex ministro García da en el clavo con las preguntas y que, en ediciones anteriores hemos criticado esta ley, porque no existe una especificación clara y concisa respecto a esta ley, que ha sido criticada por expertos por lo difusa que ha sido hasta la fecha.

También añade un remate “Fuerza sin planificación es fuerza descontrolada. Fuerza sin reglas es fuerza descontrolada. Fuerza excepcional sin planes de salida a la normalidad es un plan sin salida. Fuerza sin aprendizajes incorporados es fuerza ciega”. Es claro, se requieren reformulaciones para los nuevos tiempos y a lo que la sociedad chilena se enfrenta.

Estamos también claros que no se puede llevar a las milicias a las calles, a zonas urbanas y a barrios sólo por llevarlos. Se insiste en que deben cambiar leyes, regular los usos de fuerza entre otras materias para empezar a enfrentar enserio la crisis de seguridad. No podemos llegar a ser México, cierto sector político se llevaría sorpresas si conocieran lo que pasó ahí y cómo el crimen organizado llegó para quedarse superando policías y militares.

Una nota antes de terminar: El Sedena en México reconoció que su personal está “desprotegido” ante las súper balas del narcotráfico, que tienen la capacidad de perforar e incendiar su vehículos.

Entonces para no llegar a eso, se debe trabajar en la lucha contra la crisis de seguridad, hacer un cambio de paradigma en leyes y demases. El spoiler ya está hecho.


Compartir esta noticia